lunes, 25 de marzo de 2019

¿Enfermedad común o accidente de trabajo? Sobre contingencia en un caso de incapacidad temporal: comentario de sentencia del Juzgado de lo Social 28 de Barcelona, de 17 de diciembre de 2018


 Esta entrada se la dedicamos a Josep Maria Bernat
Buen jurista, pero mejor persona

En muchas ocasiones el trabajo diario, silencioso o poco vistoso, no nos deja apreciar la importancia de una labor de gran interés en la defensa de las condiciones laborales y de salud de cientos de personas trabajadoras. Es por ello que quiero destacar la labor de mis compañeras y compañeros del Gabinete Técnico Jurídico de CCOO mediante el comentario de una de tantas sentencias que aparentemente parece que no alberga gran interés pero que, a mi entender,  refleja esa labor que parece invisible y no lo es.
Estamos ante una sentencia que es un ejemplo claro de una demanda que versa sobre la discrepancia entre la consideración de si nos encontramos ante una baja médica, cuyas consecuencias son fruto de una enfermedad común, o bien, si nos encontramos ante una situación producida por accidente de trabajo.
Los hechos son los siguientes: un trabajador durante el desempeño de su trabajo de montaje de unos cuadros eléctricos, sufrió un fuerte dolor lumbar, siendo testigo su compañero de trabajo con el que estaba realizando las tareas encomendadas.
La empresa donde opera dicho trabajador tiene cubierta la incapacidad temporal derivada de enfermedades comunes o profesionales con una mutua.
Al día siguiente de los hechos, el trabajador acudió a su médico de cabecera, y la mutua le realizó a su vez diferentes pruebas médicas y emitió un informe donde se detectan diferentes patologías compatibles con los dolores que había padecido el trabajador.
A pesar de ello, el INSS resolvió que el proceso de incapacidad temporal,  en el que se encontraba el trabajador, se derivaba de enfermedad común “por no quedar acreditada la naturaleza exclusivamente laboral de la incapacidad temporal”. Es decir, si había duda de si las lesiones se las había provocado realizando las labores de montaje o bien eran fruto de un proceso que no tenía nada que ver con el propio trabajo, una vez más  el INSS no destacó por tener una posición prooperario, aunque en su propio informe tampoco descartaba la primera de las dos posibilidades.
En el presente caso, el juez basa su resolución en la interpretación que realiza del artículo 156 de la Ley General de la Seguridad Social, que desarrolla el concepto de accidente de trabajo, y de los hechos que quedan acreditados, no solamente la testifical de su compañero que confirma que el trabajador había padecido un fuerte dolor en la espalda cuando estaban desempeñando su actividad laboral, sino que también ha tenido en cuenta el informe de  la Unidad de salud Laboral (Inspección de Trabajo). Esta, una vez inspeccionado el puesto de trabajo, emitió informe según el cual la lesión se produjo por un sobreesfuerzo y coincidió el tiempo de presentación de la sintomatología con la lesión producida.
Al igual que en otros procedimientos, cuando se discute sobre si la contingencia debe ser considerada enfermedad común o accidente, las mutuas suelen manifestar que la patología puede tener una causa previa al día de los hechos, o que hubo una demora en acudir a los servicios médicos, además de no haber tramitado el parte de accidente el día que sufrió el fuerte dolor. Cabe destacar que no solamente deben considerarse accidente de trabajo o enfermedad profesional aquellas patologías que son fruto del desarrollo del trabajo y que tienen una consecuencia instantánea, sino que, en ocasiones, estas aparecen con posterioridad, o no siempre consideramos que un dolor padecido tras un esfuerzo del trabajo pueda tener consecuencias inhabilitantes temporalmente y acudes a los servicios médicos con posterioridad. Pero lo que también tenemos que destacar es que aunque tengamos una patología no vinculada al desempeño de nuestro trabajo, si durante el mismo esta se ve agravada, también podemos encontrarnos ante una situación de accidente de trabajo.

Salud y buena lectura

José Dorador
Gabinet Tècnic Jurídic de CCOO de Catalunya

Jesús Martínez


domingo, 13 de enero de 2019

Comentario del libro “Impacto laboral de las redes empresariales”





SANGUINETI, Wilfredo; VIVERO SERRANO, Juan Bautista (dir.). Impacto laboral de las redes empresariales. Granada: Comares, 2018.


En febrero de 2017, ya comentamos un trabajo anterior realizado por el profesor Wilfredo SanguinetiRedes empresariales y derecho del trabajo (2016), también publicado por la Editorial Comares, que formaba parte de las actividades de un proyecto de investigación. Ahora, con esta nueva obra los profesores Juan Bautista Vivero y el propio Wilfredo Sanguineti nos presentan los resultados de dicha investigación.

Estamos pues ante una obra colectiva que hay que enmarcar dentro del proyecto Impacto laboral de las redes de empresas”. El equipo del proyecto ya había promovido un seminario internacional que, con el mismo título, se celebró en la Universidad de Salamanca los días 9 y 10 de noviembre de 2017.

Nuevamente queríamos hacer mención a este trabajo que venimos siguiendo con mucho interés, puesto que no deja de ser un reto de carácter estratégico para el sindicato el que el mismo también tenga en cuenta las formas de organización empresarial para que nosotros también sigamos avanzando en la construcción de un sindicalismo en red, tal y como ya apuntábamos mi compañero Juanma Tapia y yo mismo en el comentario citado anteriormente, y que podemos resumir en esta frase: “Si partimos de la idea, que expresó nuestro Joan Peiró en los momentos del fordismo emergente de forma tan sugerente “…el sindicato debe seguir a la organización del trabajo como la sombra al cuerpo…”.

El libro está estructurado en seis grandes apartados y en cada uno de ellos están las diferentes aportaciones realizadas por los expertos. Estos apartados son:
I    Derecho del trabajo frente al fenómeno de las redes empresariales
II   Cooperación interempresarial y derechos laborales
III Redes empresariales, contrato de trabajo y condiciones laborales
IV Redes empresariales, salud laboral y derechos colectivos
V  Redes empresariales, contrato de trabajo  y derechos laborales en Europa y América Latina.
VI El caso particular de las empresas multiservicios.

Asimismo, la obra también incluye en formato CD  las comunicaciones de las diferentes mesas de debate que se presentaron en el seminario internacional de noviembre de 2017. Es pues una extensa obra fruto de ese trabajo colectivo y de observación de las diferentes realidades de un mundo cambiante, como es el de la organización empresarial y de las consecuencias que ello comporta.
He de manifestar que el bloque IV, sobre redes empresariales, salud de los trabajadores y derechos colectivos, ha sido uno de los apartados que más ha centrado nuestra atención, pues son los que más se acercan a nuestra experiencia y práctica de los derechos sindicales  y laborales. No es que los otros apartados no me parezcan interesantes  o necesarios para el desempeño de la intervención del sindicato pero tendemos a poner más el acento en aquello que conocemos o nos es más perentorio porque nos lo encontramos en la mesa de negociación o en nuestros centros de trabajo, y en la negociación colectiva, la salud en el trabajo y en como poder desarrollar la acción sindical en este contexto.
Hemos de tener en cuenta que el mundo empresarial, o una buena parte del mismo, tiende a buscar los mayores beneficios y resultados económicos y la transformación de los modelos fordistas de organización del mundo del trabajo, por lo que están suponiendo las redes de empresas, no solamente tiene como finalidad alcanzar unas mayores cotas de eficacia y eficiencia, sino que una parte de ella es para eludir obligaciones, ya sean de carácter laboral o, en otras ocasiones, de carácter fiscal, y qué duda cabe que, en otras muchas ocasiones, la especialización en la prestación de determinados servicios y la mejora de resultados ya justificaría esa relación mercantil entre empresas.
La creación de comités de seguridad intercontratas en el ámbito de la salud laboral en las redes empresariales nos parece una experiencia muy importante para dar soluciones a las necesidades comunes que tienen las personas trabajadoras que prestan su servicio en diferentes empresas y comparten los mismos espacios, además de que facilita la creación de nuevas formas de organización e intervención sindical. Esas nuevas formas también nos pueden ser útiles para superar determinadas inercias de los comités de empresa o secciones sindicales de la empresa principal o de aquellas contratas que son más numerosas y que habitualmente están más organizadas y en las que cuesta asumir el liderazgo y la defensa de los trabajadores de las contratas y empresas más pequeñas, que a su vez suelen ser más débiles sindicalmente.  Las nuevas formas de organización pueden reforzar valores como el de la solidaridad entre trabajadores.
Otro tema que nos parece también de gran interés es el de la acción sindical     en las redes empresariales, el buscar formas de organización sindical que vayan más allá de la coordinación entre secciones sindicales o delegados de personal de las diferentes empresas que trabajan en red. En un trabajo que nos solicitaron el año pasado a fin de pedir local sindical, para poder desarrollar los derechos de reunión e información de un conjunto de empresas que prestan sus servicios en centros de trabajo comunes, defendíamos dicho derecho en función de una interpretación extensiva de la Le Orgánica de Libertad Sindical y del propio Convenio 135 de la OIT –sobre los representantes de los trabajadores- y adaptada a las nuevas realidades de organización empresarial en el sentido de que nada impide al sindicato de constituir y organizar una sección sindical de las diferentes empresas que prestan sus servicios  en un centro de trabajo.
Cuestión aparte, y que también ocupa buena parte de los esfuerzos del sindicato, es el de las empresas multiservicios. Para esta materia recomendaría la obra “La negociación colectiva en las empresas multiservicios. Un balance crítico” editado por la Fundación 1º de Mayo de CCOO y la Editorial Lefebvre.
Para concluir, diremos que estamos ante una obra que debemos tener en nuestras estanterías como un material necesario de consulta, si realmente queremos dar respuesta a los retos que tenemos de las nuevas realidades empresariales. Felicitamos a los profesores Wilfredo Sanguineti  y Juan Bautista Vivero por su labor.
Salud y buena lectura

Jesús Martínez

Juan Manuel Tapia


Podeu consultar el llibre de Wilfredo Sanguineti. “Impacto laboral de las redes empresariales” a la Biblioteca del CERES (CCOO de Catalunya). Contacte: biblioteca@ccoo.cat